domingo, 12 de octubre de 2008

Por un Turismo Diferente


Vea más vídeos como este en Turismo 2.0

1 comentario:

eme dijo...

Si se habla de turismo, también se habla de viajes en avión. Y con cada vuelo, calentamos más el planeta ... Los cálculos de la demanda en el mundo para el consumo de desplazamientos estiman un crecimiento del 5% por año, lo que significa unos 500 millones más de pasajeros antes del 2010.

Un tiquete de ida y vuelta de Medellín a Madrid, por ejemplo, equivale en más emisiones de gases de efecto invernadero por pasajero que las que genera un colombiano promedio en todo el año.

Así no se entiende por qué los vuelos en avión fueron excluidos del Protocolo de Kioto, hasta el director de la Asociación de Transporte Aéreo (IATA) ha insistido en que el crecimiento de emisiones “no es políticamente aceptable”.

Las cuatro rutas propuestas hacia una aviación verde: compensación, combustible limpio, eficiencia en los aviones, eficiencia de las aerolíneas (trafico aéreo). Se olvida la intención y capacidad individual y colectiva de hacer cambios, como la quinta opción.

La compensación presenta opciones interesantes desde lo personal (sembrar un árbol por cada trayecto que realicemos), sin embargo, el cómo garantizar que nuestra siembra de hoy no será derribada mañana, y con ello, el monóxido atrapado, luego será liberado ?

El combustible limpio tendrá grandes e importantes inversiones para su desarrollo exitoso (Virgin Fuels, entre otras, como promesa Richard Branson dueño de Virgin Airlines) quien garantiza que las rentas de su aerolínea durante la década entrante, serán para este tipo de investigaciones. El IPCC, autoridad mundial del cambio climático, dice que parece que no hay ninguna alternativa práctica para los combustibles a base de queroseno para las aeronaves comerciales de reacción en los próximos decenios. Adicional a que necesitaríamos tres o cuatro planetas cultivados para ello. http://www.semillas.org.co/sitio.shtml?apc=b1b1--&x=20154778

La historia muestra que las aerolíneas hoy utilizan 70% menos combustible por pasajero por kilómetro, esto refleja cierta eficiencia de los aviones, que prevé una mejora continua del 1% por año, así el segundo fabricante de motores para aviones (CEO de Rolls-Royce), comentó que “la innovación tecnológica por sí misma no puede solucionar el cambio climático.

Hoy los aviones esperan en las pistas; antes de aterrizar, a menudo les toca dar vueltas hasta que el controlador de tránsito aéreo encuentre espacio. Así que los vuelos más directos, entre otra de las medidas, sólo podrían generar un recorte de 60% de emisiones por pasajero por kilómetro antes del 2050.

Así que por último encontramos la intención y capacidad individual, y de allí que algunos viajeros han decidido que salvar al mundo es más importante que verlo, los turistas ecológicamente conscientes está abandonando los viajes, el movimiento es impulsado por ambientalistas que le imploran al público que deje de quemar combustible innecesariamente. Es el siguiente paso para aquellos que ya cambiaron su auto por bicicleta y que, en vez de viajar por negocios, hacen videoconferencias.”